28/09/2018

38 familias recibieron sus viviendas en Pando Norte

38 familias de Pando Norte recibieron las llaves de sus nuevas viviendas en el marco de las acciones llevadas adelante por el Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB) del Mvotma en la zona.
 
El acto de entrega de las llaves contó con la presencia de la presidenta en ejercicio, Lucía Topolansky, además de la ministra del Mvotma, Eneida De León, la coordinadora del PMB, Cecilia Cairo, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y otras autoridades nacionales y departamentales.
 
Al recibir la llave de su nueva casa, Adriana y Walter ya tienen todo preparado para mudarse ese mismo día junto a sus cinco hijos. Adriana cuenta que con sus cuatro dormitorios, la nueva vivienda brindará tranquilidad y libertad para los niños, y señala que además de la casa, el barrio se vio beneficiado por otros cambios positivos, como la plaza, la policlínica y la Unidad Especializada de Atención a la Violencia contra la Mujer. 
 
Por su parte, Ángel no disimula su emoción cuando destaca que sus cuatro hijos, su pareja y él "van a tener un techo digno para vivir, después de muchos años viviendo en un rancho que se inundaba, que se llovía el techo", y lo reconforta sentir la tranquilidad de "poder dormir tranquilo y que no venga un viento y tenga que estar cuidando a mis hijos para que no se les caiga nada arriba".
 
Con esta entrega, se está próximo a culminar la Fase I del proyecto que comenzó en 2016, en la que se construyó una plaza accesible con anfiteatro, cancha polideportiva, juegos infantiles, ciclovía, una policlínica de ASSE, un Centro de Referencia Regional de Violencia Doméstica y de Género, y un CAIF (que está aún en obra), así como la apertura de nuevas calles, mejora de existentes, red de saneamiento complementaria y red de alumbrado. 
 
 
En total, la Fase I del Proyecto de Mejoramiento Barrial Pando Norte totalizó una inversión cercana a los 200 millones de pesos. La segunda fase, prevista para 2019, afianzará lo ya realizado en la zona con la construcción de otras 51 viviendas, mejora y ampliación de la red de agua potable, red de saneamiento y un centro de barrio que albergará sala de actividades culturales y recreativas, salones, zona parquizada con juegos y cancha multifunción.
 
Además de las mejoras estructurales, el proyecto trabaja fuertemente en la construcción y fortalecimiento de la trama social e identitaria del barrio, en el entendido que estas mejoras cobran sentido en la medida que los vecinos las incorporan como propias. Actualmente están funcionando diversas comisiones de trabajo que abordan temas como salud, medio ambiente, actividades culturales y seguimiento del proyecto.