21/07/2009
Fuente: 
Publicado en LaRed21 Comunidad

Asentamiento 17 Metros concreta sueño de 30 años

Habrá saneamiento para 500 familias de toda la zona

Es una tarde del más crudo invierno, y por el asentamiento 17 Metros, ubicado en pleno barrio de Piedras Blancas (en las inmediaciones de Clemente Ruggia, César Batlle Pacheco y Francisca González Barroso), caminan madres con niños, ancianos y muchos jóvenes atrincherados tras sus abrigos. Los ranchitos de madera y chapas, pero también algunas casas de cuidado aspecto, se suceden en calles con cunetas donde abundan la basura y las aguas servidas. En 17 Metros viven 105 familias que muy pronto tendrán un nuevo barrio, ese que han venido exigiendo desde hace tres décadas, según contó Ramón, un vecino que formó parte de las comisiones zonales durante largo tiempo. “Lo que esperamos es que llegue el saneamiento. Es el motivo fundamental de lucha para todo el barrio. Algunos hemos arreglado las casitas, pero sin saneamiento no es lo mismo”, dijo Ramón.

El deseo se convertirá en realidad en algunos meses. Dentro de pocos días comenzarán las obras que regularizarán las viviendas del barrio. Entre otras cosas, se adecuarán las calles, se lo conectará al saneamiento y se instalarán redes de energía eléctrica, alumbrado público y agua corriente.

Las obras incluirán el realojo de 22 familias a un predio cercano, propiedad del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma). En las áreas donde se ubican esas viviendas, que se encuentran “fuertemente hacinadas”, según definió Verónica Helbling, directora del Programa de Integración de Asentamientos Irregulares (PIAI) de la IMM, se abrirán calles y se mejorará la accesibilidad.

 

Larga historia

El asentamiento está ubicado en un predio municipal y el proceso para regularizarlo comenzó en 2005, después de que se contratara a un equipo técnico multidisciplinario (Ruétalo) que diseño el proyecto de reconversión. Este se aprobó en 2007, con el voto de más del 70% de los vecinos, una cifra imprescindible para ejecutar las obras. Posteriormente se llamó a licitación, que ganó la empresa constructora Ciemsa, con la que se firmará un contrato el próximo viernes. Las obras comenzarán este mes y se calcula que estarán prontas en aproximadamente un año.

Quizá la vedette de las reformas sea la obra de saneamiento, que incluirá la construcción de un colector y una estación de bombeo que estará ubicada en las cercanías de Camino Repetto y Rafael, a pocas cuadras del asentamiento.

Las familias tendrán conexión a través de la primera cámara, y recibirán, a su vez, materiales sin costo para efectuar la adecuación interior, que requiere de la apertura de zanjas y la instalación de caños. Sin embargo, las obras de saneamiento no se limitarán a estas 105 familias: otras 95 del barrio Piedras Blancas tendrán conexión inmediatamente después de que terminen. En tanto, 300 más quedarán conectadas en un futuro cercano, cuando se instalen más colectores en la zona, con rubros municipales.

“El precio que presentó la empresa en la licitación, 55 millones de pesos, fue alto, pero la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) decidió aportar 10 millones porque se consideró que es una obra de gran relevancia, y no sólo para el asentamiento 17 Metros”, explicó Helbling. El resto del dinero será aportado por este programa del Mvotma, del que las intendencias son ejecutoras.

Cuando termine todo el proceso, y luego de un trámite ante la Dirección Nacional de Catastro, cada vecino será propietario de la tierra, el punto final ­largamente esperado­ para un proceso que duró décadas.