01/12/2016

Cerro Bella Vista, un barrio en transformación

Hasta hace poco lo conocían como Cerro del Estado, pero sus vecinos, partícipes de los importantes cambios que vivió el barrio, organizaron una votación para cambiarle el nombre y así fue re-bautizado como Cerro Bella Vista.

El pasado martes 29 de noviembre, se entregaron las llaves de 24 nuevas viviendas, de las 48 que la Dirección Nacional de Vivienda (Dinavi / MVOTMA) prevé construir como parte del proyecto de mejoramiento del barrio.

Desde 2013 se vienen realizando diversas obras que han mejorado la calidad de vida de unas 200 familias. Además de la construcción y mejora de viviendas y núcleos sanitarios, se instalaron las redes de saneamiento, agua potable, energía eléctrica y alumbrado público, la red vial y desagües pluviales, se adecuó y amplió el Centro CAIF y se construyeron espacios públicos.

Raquel Presa, una de las adjudicatarias de las nuevas viviendas, considera que los cambios fueron muy importantes y unieron a los vecinos. "Antes no podías salir de noche porque no había luz. Hoy todas las calles están alumbradas. Antes, días de lluvia no podías salir, era barro. Hoy podés salir: hay empedrado. De los ocho años que estoy, en estos últimos ha sido un cambio total".

Carmen Martínez vive en el barrio hace 14 años, y hace un mes comenzó la construcción de la que será su nueva casa. “Los cambios fueron muy buenos, todo para mejor. Se ha arreglado mucha cosa: saneamiento, empedrado, cordón-cuneta, las viviendas, las mejoras. Al comienzo generaba mucha ansiedad esperar, porque parecía que no llegaba. El proceso fue trabajar, ayudar, fue un aprendizaje". Antes hicimos un curso para aprender a hacer las plateas, las paredes, el mantenimiento de la casa.” Antes y durante la construcción de las viviendas, se realizaron varios talleres de capacitación en construcción, con clases teóricas y prácticas para los vecinos, constituyendo una importante experiencia de formación y apropiación en el proceso de mejoramiento del barrio.

Hace un par de meses, Sandra Jaqueline Rojas comenzó junto a otras vecinas un emprendimiento de crochet y manualidades, del cual ella misma ha sido la docente. “Con CDs viejos, frascos y botellas que encontramos en la calle, las vamos juntando y de paso ayudamos a limpiar el barrio.” Para Sandra, adjudicataria de una de las primeras casas de material que se construyeron en el proyecto de mejoramiento barrial, con esta renovación de las casas y del barrio "hay mucha más amistad, los vecinos se unen más". Comenta que pronto se hará realidad otro de sus históricos reclamos: una línea de ómnibus que llegue hasta la entrada del barrio. “No subían porque las calles estaban muy feas, no había piedras, eran sólo agujeros, barro. Y ahora está todo empedrado.”

En el acto de entrega de llaves, el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, destacó que lo más importante es lo que no se ve: "las viviendas salen en las fotos y en las filmaciones, pero gran parte de lo que significó este esfuerzo de muchos años está bajo tierra, este fantástico empedrado, el cordón-cuneta, los desagües, el saneamiento, las redes de agua potable y de energía, los espacios públicos, todo lo que es este proyeto de barrio que hace posible que una comunidad tan grande como esta, con tantas familias, vaya creciendo en dignidad y vaya siendo parte de la ciudad de Rivera. Cuando en las políticas de vivienda se habla de algo tan abstracto como el 'derecho a la ciudad', estamos hablando de esto.”