03/10/2017

El Apero - 8 de Mayo - Nuevo Colón culmina sus obras de mejoramiento barrial

El pasado viernes 6 de octubre se inauguró el cierre de las obras de mejoramiento barrial y regularización de los asentamientos “El Apero – Nuevo Colón – 8 de Mayo”, ubicados en Lezica. Se trata de un proyecto que incluyó obras de vialidad, drenajes pluviales, agua potable, saneamiento, red eléctrica, alumbrado público, apertura de calles nuevas, así como las construcción de viviendas para realojo para 112 familias.
 
La ceremonia comenzó con una recorrida por las obras terminadas por parte de vecinos y autoridades del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y la Intendencia de Montevideo. Se montó para la ocaisón una fotogalería a cielo abierto que da cuenta del proceso del proyecto y los cambios generados en el barrio. Por otra parte, se realizó una intervención artística con el diseño de zócalos a partir de restos de cerámica de los antiguas viviendas demolidas, que serán utilizadas para la futura senda del parque de la ribera del arroyo Pantanoso. Esta obra consistirá en la parquización de un área liberada al espacio público luego del retiro de las construcciones que ocupaban la ribera, nivelando y transformando el borde del curso de agua en un espacio de uso y disfrute para el entorno. 
 
La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, expresó su alegría por ver cómo quedaron las calles, veredas, iluminación y viviendas,  "que han cambiado totalmente este barrio que todos conocíamos de otra forma", y agradeció especialmente a los vecinos "que han puesto su esfuerzo, su paciencia y todas las garantías para que pudiéramos llegar a este punto."
 
El intendente interino de Montevideo, Óscar Curutchet, señaló que se trata de una obra de infraestructura y construcción de barrio y de pertenencia, "de arraigo y de defensa de un espacio que es de todas y todos; genera integración social, encuentro de los barrios de Montevideo y construcción de ciudadanía." 
 
Por su parte, el alcalde del Municipio G, Gastón Silva, valoró el esfuerzo de los diferentes actores que hicieron posible llegar a esta etapa. "Lo que viene ahora no es el fin de nada, es el principio de una nueva forma de vida donde muchos vecinos y vecinas hoy tienen un barrio con calles, iluminado, y una cantidad de cuestiones que eran impensables hace un tiempo. Lo que queda para adelante es el compromiso, la integración, y seguir pensando cómo esto se puede seguir mejorando."
 
Finalmente, se entregaron las últimas 7 viviendas de realojo, que se suman a las 105 ya entregadas. Las obras de infraestructura comenzaron en mayo del 2014 y se ejecutaron en distintas etapas. A medida que se entregaron las viviendas de realojo, se posibilitó la demolición de las construcciones existentes y el avance en las obras de inraestructura.
 
El proyecto incluyó el trabajo con los vecinos y vecinas por parte del equipo técnico a través de diferentes espacios de articulación, integración social y comunicación. Se han mantenido distintos espacios de participación en el barrio, tales como la Comisión de Seguimiento de Obra, el trabajo con la Comisión Vecinal, el acompañamiento en la regularización de los distintos servicios, la realización de talleres con las familias a realojarse, involucrando a los vecinos/as con el proceso de regularización.