10/04/2019

Mailhos: inauguraron obras de inclusión socio-urbana y viviendas

El pasado 3 de abril se realizó el evento de cierre de las obras de inclusión socio-urbana en el barrio Mailhos de Paso de la Arena, llevadas adelante por el Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB-Mvotma) con la ejecución de la Intendencia de Montevideo. Además se entregaron las últimas 22 viviendas nuevas de realojo y se inauguró la primera etapa del parque diseñado sobre la Cañada Bellaca.
 
Participaron de la ceremonia el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, la coordinadora del Programa de Mejoramiento de Barrios, Cecilia Cairo y autoridades de la Intendencia de Montevideo además del equipo técnico que trabajó en el proceso de regularización junto a los vecinos y vecinas.
 
El proceso de mejoramiento incluyó obras que dieron respuesta a necesidades de servicios básicos como saneamiento, agua potable, energía eléctrica, alumbrado, calles y vías de acceso a las viviendas, apuntando a la mejora de servicios sociales y ambientales, en suma, de las condiciones de vida.
 
Schelotto destacó el logro de los vecinos: “se terminó la historia del asentamiento precario y comenzó la historia del barrio”. Agradeció la paciencia y persistencia que la comunidad tuvo durante el largo proceso de intervención del PMB-Mvotma. “Son trabajos largos, procesos que llevan mucho tiempo. Imagino que mucha gente estuvo por momentos desesperanzada, impaciente, hasta enojada -y hasta con razón- porque las cosas demoran en salir. Pero finalmente llegamos.”
 
Finalmente, recordó que las mejoras en el barrio son fundamentales pero sólo son un punto de los tantos necesarios para dignificar la vida de la comundiad.“Esta es una parada, una estación en un camino que es el camino de la dignidad de toda la gente de esta ciudad de Montevideo y de este país. Por supuesto que el saneamiento, la luz, las calles y las casas, son muy importantes. Pero no son suficientes: se necesita también el trabajo, la educación, el acceso a la cultura y a la salud... Y para eso vamos a seguir trabajando. Este es un momento muy importante pero no es el final del camino.”
 
La referente barrial Justa Techera puntualizó la importancia de esta fecha para el barrio, donde se concretó la entrega de las última viviendas pero además se inauguró la primera parte del parque “para el disfrute de nuestra gente”. “No sólo hablamos de la vivienda digna sino del aprovechamiento de los espacios verdes. Recordó hace unos años cuando en la Comisión Barrial manejaban el slogan “Mailhos sueña volar alto”. “¡Y sí que lo hizo!”, aseveró.
 
El ex asentamiento Mailhos estaba integrado por 86 hogares. Por motivos de inundabilidad, 76 familias debían ser realojadas mientras que 10 quedaron en sitio. Entre 2016 y 2017, accedieron a una solución habitacional a través del Programa de Compra de Vivienda en el Mercado del MVOTMA-ANV 17 familias y por otro lado se construyeron 59 viviendas de realojo en padrones linderos al asentamiento (37 fueron entregadas en una primera etapa y 22 son las que se inauguran hoy). El proyecto adjudicó lotes con servicios y una canasta de materiales para la autoconstrucción de un módulo habitacional a 14 hogares que no estaban inicialmente en el asentamiento, todas familias en situación de vulnerabilidad, algunas incluidas en el Programa de Mejoramiento Barrial, otras definidas por la IM en coordinación con el Municipio A. La mejora del asentamiento va más allá de sus límites. Se construyó un Centro CAIF que ya está en funcionamiento sobre la calle Mirungá y se está construyendo un parque que contará con más de 18.000 m2 equipados en el espacio que queda liberado al reubicar las viviendas.
 
Hasta hace ocho años Tamara vivía en Camino Maldonado a la altura del km 17. “Huyendo con los niños” terminó en Mailhos “buscando una casa donde vivir y no tener que pagar un alquiler, porque al estar separada no estaba en condiciones de pagar un alquiler con mis niños”. Con sus 5 hijos se mudó a una vivienda precaria, con problemas de humedad y ubicada en una zona inundable con las crecientes de la Cañada Bellaca. Con la entrega de las llaves de su nueva casa, destaca la mejora que esto implica para la calidad de vida de toda su familia, con una casa “que no se llueva y no se inunde”, que “nos permite estar cómodos, calentitos en invierno, fresquitos en verano”. Pero además la entrega de la vivienda conlleva pasar a ser contribuyentes, “trae consigo el pago de las cuentas y eso nos ayuda para crecer como personas, nos dignifica”, considera.
 
Por otra parte, el proyecto incluyó la participación de la comunidad a partir de espacios de articulación, integración social y comunicación, incluidos la Comisión de Seguimiento de Obra, la Comisión Vecinal, el acompañamiento en la regularización de los distintos servicios o la realización de talleres con las familias a realojarse.
 
La última etapa del proyecto de regularización incluye el fraccionamiento y titulación de los padrones ocupados por el asentamiento irregular y el nuevo amanzanamiento. Este componente implica que cada una de las familias pasará a ser parte de la trama formal, con su dirección constituida y propietaria de su lote.
 
En total, la inversión fue de unos 175 millones de pesos. La primera licitación de las obras (infraestructura) fue adjudicada a la empresa Possamai por un monto de $ 52.004.890 (financiado por el PMB-MVOTMA); la segunda, también adjudicada a Possamai (construcción de 59 viviendas) tuvo un monto de $ 105.922.218 (financiada por DINAVI --MVOTMA); la tercera licitación (construcción de puente peatonal sobre Cañada Bellaca) fue adjudicada la empresa Bersur SA por un monto de $ 1.166.574 (financiada por la IM); la cuarta licitación (construcción de la primera etapa del parque sobre la cañada Bellaca) fue adjudicada a Possamai por un monto de $ 8.278.081(financiada por la IM). Otros $ 6.306.644 fueron destinados para compra de materiales y preparación de terreno para autoconstrucción, conexiones a saneamiento, árboles, cercos, etc.